Los despachos compartidos son una realidad cada vez más extendida. La posibilidad de contar con una oficina en un lugar céntrico sin necesidad de tener que alquilar un despacho entero con el coste que ello supone, es una de sus principales ventajas. Además, son espacios colaborativos, donde también tienes acceso